Saltear al contenido principal
Menú
María Isabel Romero Una Mujer Con Una “Misión En Prado”

María Isabel Romero una mujer con una “Misión en Prado”

Por: Luz Arlency Cardeño M. 

María Isabel Romero una mujer residente en San Antonio de prado, reconocida en el territorio por su restaurante “Misión de Prado”. Quien ha perseverado con su negocio y sobre todo con su vida personal a pesar de las dificultades.

Por eso preguntamos ¿Quién es María Isabel romero? Ella se define como una “mujer que la vida no le ha sido fácil, sacar a mis hijos adelante con muy pocos recursos, crie 3 hijos, con la certeza que siempre se puede sacar los hijos adelante con trabajo honesto. Para darles educación, trabajé en casas de familia, en restaurantes y en la morgue transportando muertos y hoy gracias a Dios ya están grandes y están realizando sus sueños”

¿Qué situación hizo a María Isabel una mujer berraca, resiliente y luchadora? “Los golpes de la vida, uno de esos golpes fue la muerte de mi hijo Sebastián hace 19 meses que aún no he superado y otro los maltratos que recibí por parte del papá de mis hijos durante 5 años, lo cual me hizo recapacitar sobre esa vida y el futuro que me esperaba a mí y a mis hijos con un hombre maltratador, alcohólico, al punto de estar amenazados por grupos al margen de la ley por las deudas que ese hombre tenía”.

Afortunadamente María Isabel salió de esa relación y lo tomó como aprendizaje para su vida y esos golpes de la vida la convirtieron en la mujer resiliente y luchadora que es ahora.

Pero los sufrimientos parecían no dejarla tranquila, si ella se levantaba, llegaba otro golpe; sin embargo, no se dejaba derrumbar. Cuando ella creyó que todo estaba mejorando…En el año 2010 sufre un accidente de tránsito, una volqueta la atropella dejándole un gran hematoma en el muslo izquierdo, comprometiendo el glúteo; también tuvo fractura abierta de pelvis.

Al ir a cirugía para el drenaje del hematoma y el lavado de la fractura abierta de pelvis, se infecta con la bacteria pseudonoma, lo cual hizo que María Isabel requiriera varios lavados quirúrgicos y en un diagnóstico erróneo de fascitis necrotizante lo único que se logró fue que el muslo tuviera una herida cada vez más grande de 37 cm largo x 28 de ancho y 4 centímetros de profundidad, como si fuera poco hizo resistencia a los antibióticos y esto la obligó a estar 4 meses hospitalizada. Ahora tiene una deformidad en el muslo, razón por la cual ella no usa jeans y en su cadera como secuela tiene una artrosis que humanamente le impediría estar de pie varias horas del día, pero su arranque, su berraquera y sus ganas de sacar adelante a sus hijos no le han dejado postrada en la cama, aunque ella dice que tiene días que le duele mucho su cadera, pero no se deja vencer por el dolor, hace una pausa y continua con sus labores.

A pesar de estos contratiempos, María Isabel y sus hijos llegan a san Antonio de prado y el sueño de su hijo es darle a su mamá una mejor calidad de vida y de ahí nace misión del prado. Sebastián inicia con el restaurante “Misión del Prado” el nombre proviene porque él decía que en la vida todos tenemos “misiones” y una de las misiones que él tenía, era ayudar a su madre y sus hermanos y Prado porque sería el lugar en donde vería ese sueño hecho realidad.

Todo parecía que al fin la vida le sonríe a María Isabel y su familia… Pero., al poco tiempo  llega la pandemia afectando a todos los emprendedores y comerciantes, pero como ella lo dice “con la ayuda de Dios y en familia hemos sacado el negocio adelante” aunque la pandemia no solo afectó el negocio, sino que trajo consigo una tragedia más grande… Y fue la muerte de su hijo Sebastián.

Con lágrimas en los ojos, María Isabel recuerda que en una tarde del mes de Mayo su hijo estresado por el encierro y las dificultades de la pandemia, decide ir a montar bicicleta con su mejor amigo a la vía “chuscal” en las afueras del corregimiento para hacer algo diferente, a las 5 de la tarde suena el teléfono y es el mejor amigo de su hijo, preguntando si Sebastián había llegado a casa porque lo había perdido de vista. Esta noticia a María Isabel le arrugó el corazón y salió en busca de su hijo y 24 horas después de búsquedas en este sector, lo encuentran sin vida, al parecer perdió el control de su bicicleta y se fue a un abismo.Este hecho destrozó el corazón de María Isabel y sus hijos. Desde entonces lucha a diario por mantener “Misión del Prado a flote” como homenaje a su hijo que siempre la quería ver bien, feliz, alegre y disfrutando de lo que ha construido al lado de su familia.

Actualmente ella dice que su dolor no se ha superado (ni se va a superar) pues la muerte de un hijo es el dolor más grande que se pueda soportar, pero lucha a diario para mantenerse en pie, por ella misma, por sacar adelante a Misión del Prado y por ser el pilar y ejemplo de resiliencia.

Por esto, si llega al parque principal de San Antonio de Prado y mira a la torre de la iglesia, a un costado de esta, en el tercer piso se encuentra “Misión del Prado” una muestra de que “María Isabel Romero es una mujer así o más berraca”.

Te gusto este artículo
Recibe en tu correo toda la información¡

Es posible que recibas la notificación de la suscripción como correo SPAM o correo no deseado.

Habeas Data, política y tratamiento de datos personales Frecuencia Estéreo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luz Arlency Cardeño Muñetón

Soy una Psicóloga apasionada por la lectura, el cine y la buena gastronomía. Amo los atardeceres, reír, bailar y disfrutar de una buena compañía.

Volver arriba
Buscar