Saltear al contenido principal
Menú
Vale La Pena Soñar

Vale la Pena Soñar

Por: Janeth Montoya Mejía

Vale la pena soñar, es una de las cosas que la vida le ha enseñado a Natalia Rendón.

Ella se ha caracterizado por ser una mujer luchadora, amante del estudio y con grandes deseos de cumplir sus sueños a pesar de los obstáculos que la vida le ha colocado.

Es que Natalia siempre ha tratado de hacer lo que le pasa por la cabeza y la vida le enseñó que los sueños se construyen a través de lucha, cuando estaba terminando su bachillerato ella quería estudiar fonoaudiología, sueño que no puedo realizar porque su padre se quedó sin empleo y está en una carrera muy costosa, pero su deseo era estudiar por lo tanto se presentó a la feria de emprendimiento y camino a la universidad que se realizaba en su colegio y se ganó una beca para estudiar una tecnología gerontología, al terminar ejerció por algún tiempo, pero lastimosamente en Colombia la gerontología no tiene mucho campo de acción.

Posteriormente tuvo la oportunidad de ingresar a la universidad de Antioquia estudiar una licenciatura en humanidades y ciencia castellana, no fue fácil porque no podía trabajar para pagar sus gastos debido a los horarios en la universidad, trabajo al interior de la universidad como monitora y así disminuyo los costos de matrícula; al estar en el octavo semestre empezó a trabajar en un programa de la Alcaldía de Medellín en el desmonte de la violencia de la comuna 13, en esta zona no había docentes debido a la problemática social y de violencia, los docentes no querían ir a este lugar.

Ella siempre ha dicho uno tiene que estar donde tiene que estar y si era allá donde iba a morir no tenía miedo, al llegar se impactó mucho pues nunca había estado en zonas con conflicto social generado por la violencia en este lugar trabajo durante un año, después de esto fue trasladada a Sabaneta donde fue profesora de bachillerato.

En el año de 2005 su vida da un giro, tuvo la oportunidad de montar su propio preescolar y en ese mismo año fue diagnosticada con liquen rojo plano y eritema nodoso es decir cáncer de piel, un tipo de cáncer que no es agresivo, pero que no tiene cura, “es algo con lo que le toca aprender a vivir” dice, a pesar de esta dificultad empezó con el preescolar en compañía de una amiga, ya que era algo que siempre había soñado, en este tiempo se enferma y debe de ser hospitalizada, lastimosamente su amiga no tiene la capacidad para atender ella sola el preescolar, les toca vender.

En ese momento de su vida conoce a quien sería su esposo un militar encubierto, tiene una hija y después de un tiempo trasladan a su esposo a una zona de Colombia donde se estaba adelantando un proceso de paz y posteriormente le informan que su esposo ha muerto en combate; cuando llegó al velorio se encontró con la sorpresa de que su esposo tenía otra familia, esto le generó un choque emocional y la llevó a cuestionarse por qué no había podido realizarse ni en su vida laboral y personal, por parte del estado le informan que va a recibir una indemnización por la muerte de su esposo, después de 6 años le llaman y notifican que debe presentarse y que por favor lleve a su hija, ya que van a tener una visita psicológica, al llegar allí les dan la noticia que todo había sido un error, que su esposo aún vivía, un nuevo choque emocional para ella y su hija, cuando él regresa ya ella no siente ningún lazo y no fue solo por lo pasado, sino también porque él siempre la violento, tanto psicológica como físicamente, él siempre le decía que ella era una bruta que para gerontología no había servido que se quedara dándole clases a peladitos y muchachos que para eso no necesitaba mucho que no se metiera estudiar más, cuando la relación se rompe ella despierta y decidí estudiar pues siempre quiso estudiar psicología entonces trabajaba en un colegio privado, después de haber pasado varios semestres se queda sin empleo y le toca suspender sus estudios universitarios y lastimosamente por su edad ya no podía aplicar a una beca o un subsidio para continuar, en ese momento ella entra en shock y se pregunta por qué no puede cumplir nada lo que empieza, porque no puedo cumplir mis sueños.

Sufre una recaída por la enfermedad y estuvo hospitalizada, esta vez aproximadamente 5 o 6 meses, cada vez que el internista pasaba lo único que le decía era chanclas, pijama y paciencia eso era muy desconcertante para ella pues era el único diagnóstico que le daban, ya que la enfermedad que ella padece no es muy común en Colombia.

Ella nunca ha sido creyente, sin embargo siempre ha creído que las súplicas energéticamente son escuchadas siempre oraba y pedía que llegará alguien que le diera alguna solución, cierto día en un cambio de turno llega un médico español y revisa su caso, en ese momento le hacen un cambio en los medicamentos esto mejora muchísimo su vida, al salir del hospital empieza a buscar empleo lo cual le fue muy difícil, debido a su enfermedad los empleadores pensaban que ella siempre estaría enferma y que los gastos se les incrementarían, empieza a dar clases particulares y ofrece sus servicios para hacer vueltas de esta manera se ganaba la vida.

Por fortuna es llamada de un colegio y empieza a trabajar como docente, cierto día cuando estaba dando clases llegó un abogado y le dijo que su enfermedad le había llegado a la garganta que era mejor que buscará otra cosa para ganarse la vida, en ese momento ella pregunta que si por su enfermedad le podrían dar una calificación a lo que responde que no le da, ni por la voz ni por la edad, porque a pesar de que los profesores utilizan la voz como herramienta de trabajo acá en Colombia y le recomendó dedicarse a otra cosa para que conservara su voz.

Toda esta situación la dejó pensando, un día dictando clases al grado 11 llegaron a ofrecer unos programas del Sena, a ella nunca se le había pasado por la mente estudiar algo allí, pero en ese momento se convirtió en una opción y empezó a leer sobre lo que era salud y seguridad en el trabajo, presento los exámenes para estudiar en el Sena, gracias a esto mejoraron muchísimo sus condiciones económicas, actualmente está ejerciendo esta nueva en la empresa Samara Cosmetics lugar donde también realizo sus prácticas.

Todo es un aprendizaje ella nunca se ha dejado rendir a pesar de las dificultades que se le han presentado, ella se pone a mirar su vida y ve que ha tenido miles de traumas muchas provocadas por su enfermedad para todos se abre una puerta en el momento y lugar indicado, los sueños son difíciles de cumplir, pero a través del trabajo y la lucha se pueden llegar a cumplir.

Todo es un aprendizaje ella nunca se ha dejado rendir a pesar de las dificultades que se le han presentado, ella se pone a mirar su vida y ve que ha tenido miles de traumas muchas provocadas por su enfermedad para todos se abre una puerta en el momento y lugar indicado, los sueños son difíciles de cumplir, pero a través del trabajo y la lucha se pueden llegar a cumplir.

Te gusto este artículo
Recibe en tu correo toda la información¡

Es posible que recibas la notificación de la suscripción como correo SPAM o correo no deseado.

Habeas Data, política y tratamiento de datos personales Frecuencia Estéreo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Janet Montoya

Soy Janeth Montoya, una mujer emprendedora, luchadora que ama cada cosa que hace y ama su territorio.

Volver arriba
Buscar