Saltear al contenido principal
Menú
Si Ves Las Chispas De La Leña, Allí Está Las Empanadas Del Chispero

Si ves las chispas de la leña, allí está Las Empanadas del Chispero

Hectór Atehortúa y Rosalba Ortiz están casados desde hace veintiún años y se han dedicado a la venta de empanadas en un sitio muy conocido en el corregimiento de San Antonio de Prado llamado “El Chispero”, con el fin de cubrir sus gastos en cuanto al pago de servicios públicos, mercado y necesidades personales. Este negocio comenzó hace alrededor de catorce años cuando una hermana de Rosalba comenzó a vender empanadas gracias a un permiso de espacio público que había conseguido y al ver que su hermana Rosalba se quedó sin empleo, ella decidió permitirle que trabajara unos días, más precisamente los días lunes y miércoles; así de esta manera comenzaron como se dice en el argot popular antioqueño “a rebuscarse la comidita”; en la actualidad este negocio se conoce como “Las Empanadas del Chispero” y se ha convertido en un referente en el corregimiento.

El sitio en un principio era “chozita”, solo se componía de un plástico y cuatro palos, luego este fue adecuado por el mismo municipio, debido a unas obras que se realizaron cerca del punto de venta, por tal motivo les instalaron un techo junto con una loza para que fuera más cómodo. Con el paso del tiempo, ya son cuatro las familias (aproximadamente veinte personas) que se benefician del negocio de la venta de empanada, pero esto también ha traído inconvenientes entre las familias y se han generado ciertos roces y para Héctor es necesario tener un apoyo psicológico con el fin de finalizar las enemistades y trabajar con armonía, para que de esta manera no prevalezca la envidia sobre el otro.

La Subsecretaria de Espacio Público ha hecho presencia en Las Empanadas del Chispero con el ánimo que desalojen este espacio, al respecto Héctor manifiesta que si esto ocurre, les ocasionaría un daño irreparable a sus ingresos económicos, puesto que de hecho, a él le toca los días en que no labora en Las Empanadas del Chispero, irse a “rebuscarse la papita” como vendedor informal en una chaza que tiene ubicada en el municipio de Bello. De otro lado no han tenido ningún problema o inconveniente con la comunidad que vive alrededor.

Gildardo Bedoya es una persona discapacitada que también ha estado acompañandolos en el punto de venta, él allí el vende confites, cigarrillos y minutos a celular, que le ayudan a mantener a sus padres que son personas ya de la tercera edad. En la actualidad Gildardo no recibe ninguna ayuda del gobierno por su incapacidad y como dice él mismo “si espacio público desaloja a las empanadas, prácticamente me desalojarían a mí”

Las Empanas del Chispero vende cinco tipos de empanadas, esta “La Ranchera” (frijol, salchicha y chicharrón), “Empanada de Arroz” (arroz, carne molida y chicharrón), “Desmechada” (carne desmechada y papa); “jamón y queso” (maicitos, jamón y queso) y la empanada tradicional (solo contiene papa) que es conocida comúnmente como “Empanada de Iglesia”; también tiene venden pasteles de pollo y gaseosa de diferentes marcas. Todos estos productos han tenido mucha aceptación no solo del corregimiento, sino inclusive de los conductores que provienen de otros municipios y arriman a comerse una empanada y manifiestan que son excelentes.

Los precios de las empanadas que se venden en Empanadas del Chispero son los siguientes:

  • Las empanadas grandes a 2000$
  • Empanada de Iglesia a 300$ o siete unidades por 2000$
  • Vaso de gaseosa a 700

El horario de atención es todos los días desde las 6:00 AM hasta las 10:00 PM


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Buscar