Saltear al contenido principal
Menú
Francisco Betancur Un Caminante De La Vida

Francisco Betancur un caminante de la vida

Por: Janeth Montoya Mejía

“Francisco Betancur un caminante de la vida, una persona feliz, un ser que aprecia el humanismo, el entregar lo que puede a los demás, un hombre que permanentemente está leyendo la cotidianidad, contándola y aprendiendo de ella”. Estas son las palabras con las que se define Pacho B. como es conocido en el mundo literario, pues así es como firma cada uno de los poemas, cuentos y crónicas que escribe.

Nació en San Antonio de Prado, cuando eso su familia vivía en el sector de la capilla a los seis meses de nacido lo llevan para vereda Potreritos de San Antonio de Prado.
Según le contaron y él recuerda dice, “mi papá cambio la casita de la capilla por una en Potrerito para poder cultivar, allí crecí al lado de un patio que era la cancha de la vereda, era la zona de deporte y el sitio de encuentro de la vereda, de sembrados de gladiolos, de azucenas y de extrañas un lugar que tenía un pequeño bosque  que conducía a  una pequeña quebrada llamada la Cañadita la cual tenía un aljibe donde nacía el agua pura y limpia de allí tomábamos el agua y un poco más adentro había una cascadita que era donde nos bañábamos o por lo menos allí era donde lo hacía mi papá los domingos, en lo que llamábamos el baño matinal, antes de salir a tocar en la banda de música del pueblo”. Su gusto por las actividades culturales se lo hereda a su padre quien tenía un grupo de teatro y del cual hizo parte desde los seis años de edad, allí disfrutaba de las caminadas diurnas por la quebrada arriba hasta llegar  al Silencio, ayudaba a cultivar las flores y a sembrar tomate árbol y otras cosas más, esto lo hacía alternado con sus estudios, para lo cual le tocaba desplazarse hasta la parte central de San Antonio de Prado, en este lugar también tuvo su primer acercamiento a las comunicaciones pues con su hermano Antonio hacían las transmisiones de los partidos de fútbol y narraban lo que sucedía en su vereda.

A la edad de 14 años se pasan a vivir en el casco urbano del corregimiento abajo de lo que se conocía como don Roberto, en este lugar vivieron con la abuela fueron unos años bonitos porque fue la época del bachillerato y donde alterna sus estudios con el desarrollo de actividades culturales entre ellas hace parte con sus compañeros de estudio como Ángela Gómez, Héctor Saldarriaga, Fabián Montoya, Marleny Ortiz, Darío y Alberto y Leonor Cano, Marta Nubia Velásquez Rico, Blanca Cano, Óscar Salazar y muchos de sus hermanos de un grupo de teatro llamado lanzamiento 75  el cual  dirigía Héctor Ortiz con el cual recorrieron casi todo el departamento presentando sus obras.

En el año 1977 su padre y abuela mueren y su vida cambia sustancialmente, junto a su hermano mayor les toca viajar a Salgar a coger café con el fin de ayudar al sustento de la familia y pagar la deuda de la casa que habitaban, un trabajo que nunca habían realizado pues con su padre solo se dedicaban a desyerbar, abonar o cosechar, debido a estas circunstancias, al problema emocional que conlleva la muerte de seres querido y algunos problemas en el colegio en el año 1978 pierde el año 11 y no se pudo graduar, aunque que fue el primero en las pruebas Icfes decide no repetir ese año e irse a trabajar.

Después de haber decidido no estudiar consigue un empleo el cual lo aburre y teniendo 19 años viaja a Bogotá donde reside durante un año y trabaja en una fábrica de muebles, regresa a la ciudad de Medellín porque le ofrecieron un trabajo, mientras estuvo en Medellín termina sus estudios de bachillerato y se dedica a hacer teatro, dirige tres grupos en los barrios San Gabriel, la Hortensia y el Guayabo, durante este año también trabaja en una empresa de químicos y en la construcción de la represa de San Carlos como almacenista donde le toco hacer de todo cosas que nunca había hecho, era muy duro por el clima a muchas personas les dio dengue y cree que al también le dio,  mientras estaba en estas actividades le vuelven a dar ganas de irse para Bogotá y se va con dos compañeros de San Antonio de Prado y un guion de teatro bajo el brazo, guion que había estado escribiendo en los grupos de teatro, llamado Semillas de América , al llegar de nuevo a la capital del país monta recitales con esta obra y las presenta en diferentes lugares, sindicatos, corporaciones y hasta en la calle, allí trabaja en una empresa llamada Andercol donde va ascendiendo poco a poco hasta llegar a ser jefe de planta, pero a pesar de su progreso siente que ha perdido su tranquilidad y que esto no le entrega mucha satisfacción, pide que lo trasladen a la ciudad de Medellín, pero pasan los días y no lo hacen entonces decide renunciar y regresa a San Antonio de Prado.

Al regresar hace parte de la emisora Prado Cultural y junto a su hermano Antonio hacen un programa llamado sábados de tertulia y es que Pacho ha hecho de todo es su vida, dentro de sus muchos trabajos estuvo en el Instituto Popular de Capacitación, en la Corporación Región y como administrador de la piscina de la ACJ, en el año 1991 entra a la universidad y estudia comunicación social.

Con otras personas funda la Corporación de Comunicaciones Alternativas de Medellín, desde ese momento se monta en todo lo que tiene que ver con la radio comunitaria en el país, en esta época empieza de nuevo a andar y recorrer diferentes zonas del país capacitando y creando emisoras comunitarias; cuando termina su universidad se va a hacer las prácticas con Cornare y se queda allí trabajando por tres años más y desde allí asesora a las emisoras en educación ambiental.

Finalizando el año 1996 e iniciando el año 1997 le hacen la propuesta de irse a trabajar en el Magdalena medio, donde le toco montar 30 emisoras, desde la creación de las asociaciones o corporaciones, ese momento era muy duro, era una época muy violenta no solo  para la zona, sino también para el país, allí logró el objetivo y además se creó la red de emisoras del Magdalena Medio esa experiencia para Pacho fue maravillosa, este viaje también estuvo marcada por dos momentos muy duros para su vida, el primero y que marco para siempre la vida de Pacho fue el ser víctima de un secuestro por parte de un grupo paramilitar y el segundo perder todo lo que había construido en esta zona al tener que salir de allí.

Cuando regresa a Medellín en el año 2000 le toca empezar a reconstruir su vida, para este momento ya se había casado y su hijo estaba pequeño, desde ese momento su vida cambio porque ha tenido la oportunidad de trabajar en proyectos muy grandes del país y de esta ciudad, en lo que tiene que ver con investigación social y trabajo comunitario, en el 2004 empieza a trabajar con la Alcaldía de Medellín donde estuvo inicialmente como provisional y después de presentar un examen paso a carrera administrativa. Al inicio de su trabajo en la Alcaldía tuvo la oportunidad de estar como coordinador de desarrollo social en San Antonio de Prado y Santa Elena donde pudo ser mediador de muchos procesos.

Jamás ha olvidado su herencia cultural, por eso alternando con su trabajo en todos estos lugares, siempre ha sacado tiempo para escribir crónicas y poemas, y es que desde siempre lo ha hecho, recuerda como siendo estudiante quiso participar en un concurso de poesía y se dedico a escribir con tan mala fortuna para el, que llegó dos minutos tardes y no le recibieron el poema, también como en la época de Prado Cultural en el programa que tenían se iban a una taberna que se llamaba Chutos, allí hacían el rincón de la poesía donde invitaban a las personas  que dejaban en un tablero que había en este lugar poesía para que todo el mundo la leyera, muchos de los poemas que Pacho escribió quedaron en ese lugar, algunos otros los escribía y los iba dejando en su caminar.

Es amante de la buena música pero en especial del tango, pues acostumbraba escucharla con su padre, siempre ha buscado lugares donde escuchar estas melodías y en ese ambiente de olor de ciudad y porque no decir de bohemia, el espíritu escritor de Pacho sale a hacer de las suyas, escribe de los momentos vividos en cada espacio. por eso su poesía se caracteriza por ser muy urbana, una poesía de la calle.

En ese andar por el tango, las tertulias y los poemas en el año 2010 en compañía de su amigo y pintor Alfredo Gómez Sevilla deciden montar un colectivo donde tertuliaban hablando de tango, de arte y literatura, Alfredo le hizo la propuesta de trabajar la literatura y la pintura alrededor del tango y así fue como iniciaron Tango y Conjuro con lo cual han realizado exposiciones en diferentes centros culturales y lugares especializados de este tema, luego pensaron en como recopilar todo lo que habían hecho y realizaron una selección de poemas y cuadros para publicar un primer libro llamado de palabras y conjuros cuyo lanzamiento realizaron en el mes de febrero de este año precisamente cuando Pacho cumplió sus 60 años.

Al pedirle a Pacho que eligiera un momento que le encantaría volver a vivir esto fue lo que me dijo “Mi vida ha tenido una dinámica muy explosiva, muy inmensa y envolvente diría yo y siempre he estado en un nivel muy fuerte de mantener esas energías vivas, pero yo creo que tengo tres momentos que no los borro de mi vida, uno es mi espacio en la vereda, yo añoro ese espacio en la vereda y yo lo sigo recordando como si fuera hoy, dos la vida y todo el espacio de la radio comunitaria que me llevo a la cúspide de mi carrera profesional y tres todo este ambiente de la literatura de la bohemia y el contacto con la gente esto me ha llevado a encontrar unos escenarios muy propicios para lo que he querido hacer siempre, de tener una familia maravillosa de tener un hijo y una esposa maravillosos, de seguir soñando porque uno no se cansa de soñar en este cuento”

Te gusto este artículo
Recibe en tu correo toda la información¡

Es posible que recibas la notificación de la suscripción como correo SPAM o correo no deseado.

Habeas Data, política y tratamiento de datos personales Frecuencia Estéreo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Janet Montoya

Soy Janeth Montoya, una mujer emprendedora, luchadora que ama cada cosa que hace y ama su territorio.

Volver arriba
Buscar