Saltear al contenido principal
Menú
Jorge Gómez, El Deporte Su Vida

Jorge Gómez, el Deporte su Vida

Por: Janeth Montoya Mejía.

  • Jorge Gómez o Tripita como cariñosamente se le dice, ha dedicado su vida a su familia, trabajo y deporte.

Estudio su primaria en la escuela Carlos Betancur y la termina en la escuela La Salle que quedaba en la portada de los hermanos, empieza su bachillerato en el Manuel J. Betancur donde comienza a practicar su deporte favorito el basquetbol, de este lugar es de donde sale su apodo de tripita debido a dos sucesos, el primero pasa en un partido de baloncesto en el cual se enfrentaba su equipo del salón contra el equipo del colegio donde jugaban los más altos, en este partido sus contrincantes pedían tener cuidado con él, ya que se les metía por cualquier lado como una tripita y la oficialización de su apodo fue cuando lo expulsaron del colegio debido a que en el salón con los compañeros se pusieron a tirarse frutas de mango y mamoncillo, con tan mala fortuna que el rector entró y le dieron a él, en el acta de expulsión quedaron registrados los nombres y apodos de quienes habían generado el desorden, después de esto, estudio en el liceo Cristo Rey en Guayabal donde cursó hasta cuarto de bachillerato y decidió no continuar, más bien optó por entrar al Sena a estudiar mecánica industrial, a partir de ese momento ingresa a la vida laboral.

Alternaba siempre sus estudios con el Deporte, empezó entrenando en un grupo que tenía Honorio Rúa y desde ese momento no se ha alejado de las canchas. Inicialmente fue jugador, en ese momento es cuando conforman el primer Club llamado los Vikingos cuyo encargado era un pereirano llamado Aníbal.

Jugó en el barrio Guayabal, allá recibió mucho apoyo y estudio para convertirse en entrenador y árbitro de Basquetbol. Tuvo la oportunidad de dirigir equipos de San Antonio de Prado, Guayabal, La Tablaza, La Estrella, el equipo de Casa Británica y otros equipos más, como en ese momento no había problema con que una persona fuera entrenador, jugará y fuera árbitro, en este tiempo también fue árbitro de la Liga Antioqueña de Basquetbol durante 14 años, pero cuando las normas cambiaron, toma la decisión de quedarse como entrenador.

En compañía de Rodrigo Ortiz conforman el Club Polideportivo San Antonio de Prado y empiezan a entrenar en la cancha del Ídem, anteriormente el Manuel J, la gente empezó a llegar y así se empezaron a hacer torneos, en estos solo se permitía que participaran personas del corregimiento, de esta época recuerda a Álvaro Escobar, John Jairo, Hugo Acosta, Rodrigo (Pinina) y otros más que apenas estaban empezando a practicar este deporte.

Dentro de los mayores logros que ha tenido como entrenador se destacan el campeonato infantil obtenido en Itagüí en el marco de los Juegos Metropolitanos, durante cuatro años San Antonio de Prado a pesar de ser corregimiento participó en los intermunicipales, además de ser campeones corregimentales durante nueve años consecutivos. San Antonio de Prado participó en el campeonato de la 1.ª de la Liga Antioqueña se enfrentaban a los equipos de todas las universidades, no lograron ganar, pero quedó ese orgullo de haber jugado en la Liga.

La estrategia para incentivar a las personas para que practicaran Basquetbol ha sido la organización, que se dieran cuenta de que esto lo hace con el corazón, jamás se ha cobrado un peso para entrenar.

Debido a esa entrega Jorge fue galardonado en dos ocasiones, una fue en la categoría de mejor dirigente deportivo aficionado donde le entregaron el premio Nutibara de bronce de Coldeportes y la otra en el año 2014 en la Noche de los Ganadores, en el cual gano como Mejor Líder Comunitario Deportivo, este fue entregado por el Inder, Acord Antioquia, Indeportes Antioquia y Gana.

Dentro de las más grandes satisfacciones para Jorge fue entregarlo todo por la comunidad deportiva de San Antonio de Prado y saber que muchos de los jóvenes que entrenó fueron llamados para entrenar con la selección de Antioquia.

Lo que más le duele, es que actualmente no hay forma de entrenar, pues si no estás conformado como club es muy difícil que den espacio para hacerlo.

Por parte de la comunidad del corregimiento solo queda agradecimiento hacia Tripita por toda su entrega y cada uno de los triunfos que como dirigente le entregó a San Antonio de Prado.

Te gusto este artículo
Recibe en tu correo toda la información¡

Es posible que recibas la notificación de la suscripción como correo SPAM o correo no deseado.

Habeas Data, política y tratamiento de datos personales Frecuencia Estéreo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Janet Montoya

Soy Janeth Montoya, una mujer emprendedora, luchadora que ama cada cosa que hace y ama su territorio.

Volver arriba
Buscar