Saltear al contenido principal
Menú
Yamile Serna Común Y Silvestre

Yamile Serna Común y Silvestre

Por: Janeth Montoya Mejía

Común y Silvestre es la frase que define a Yamile Serna Artista Plástica, Pradeña por adopción hace ya casi 14 años la cual se siente feliz de estar en este territorio tan hermoso, nació en el centro de Medellín y por asuntos de la vida llegó a esta maravillosa montaña totalmente perdida sin saber dónde estaba, se encontró como con un montón de sorpresas, estuvo casi seis meses descubriendo el territorio. Es profesora de artes soy licenciada de la universidad de Antioquia, una gomosa a más no poder de las artes, enamorada del tema rural y de los campesinos porque de chiquita la mamá acostumbraba a llevarla a la finca de los abuelos y desde ese momento le cogió mucho amor a la montaña.

Decidió estudiar arte porque su manera de resistirse a muchas cosas en la vida, desde joven ha sido una persona critica que cuestiona los modelos existentes de la sociedad, el lenguaje del arte le ha permitido expresarse y mostrar esa esas formas críticas desde lo simbólico, desde el color desde la obra desde los significados que se puedan transmitir, el arte es su forma de disfrutar la vida y de entender toda esta realidad con sus complejidades, tiene la fortuna de hacer lo que ama y si volviera a nacer, sin dudarlo elegiría ser de nuevo artista y estar en las montañas que tanto disfruta.

Ella es una apasionada de la cultura lleva ya casi 20 años trabajando ese tema cultural, y en ese trasegar ha encontrado muchas personas con las cuales se piensan y sueñan el territorio, a partir de reconocer los saberes, las experiencias, las prácticas, resignificar el corregimiento y seguir de algún modo como resistiendo a esas formas de transformación que se dan en estos entornos tan cercanos a la ciudad, en su accionar como artista se ha ido expandiendo y relacionando con otras disciplinas o campos del saber articulándose con sectores sociales con dinámicas institucionales desde una perspectiva más crítica, donde intenta ser propositiva y generar nuevos aportes a las formas como se dan los procesos institucionales.

De las cosas que más le gusta hacer a Yamile es ir a la montaña relacionarse con la naturaleza le llena el alma y como ella lo dice es que nosotros somos agua, tierra fuego, somos un poco de esa naturaleza que nos habita también en el corazón, cuando está en esos lugares se conecta con la tierra es también conectarse con Dios, ese ser supremo.

En ese sueño de territorio se han creado espacios como el Taller de Artes comuna 80 que viene para el cual se juntaron tres artistas plásticos, el maestro Aníbal Madrigal, el profesor de Richard y Yamile, trabajando desde el año 2014 en el CDS de Pradito, y se convirtió en sede para desarrollar propuestas de formación en el área de artes plásticas, pero también se han movido a otros espacios del corregimiento diferentes nodos de la zona urbana y también en espacios de la ruralidad, y es que la mayoría de los grupos del corregimiento hay un deseo siempre tener presente la ruralidad de nuestro territorio los pobladores rurales no pueden venir a la centralidad a participar de la oferta le engoma ir a la montaña y no importa que se tengan que alzar los materiales al hombro y llevarlos a donde haya que llevarlos se disfruta de resignificar estos espacios a través del arte.

Las cosas que más la han marcado en el que hacer del arte la cultura, son las muestras de artes plásticas, en estas muestras no solo participan los artistas, participa todo el mundo es un espacio para los niños, los jóvenes los artistas empíricos, personas que simplemente gomosas de las artes, es un espacio que se ha ido construyendo del gusto de crear algo, estas muestras han tenido nueve versiones con recurso de la administración y dos por autogestión de amigos que se juntan para hacer la muestra, lo mejor es que la gente quiere participar de este espacio porque más que exponer la obra es encontrarse y conversar, ver lo que los artistas están sintiendo el territorio, es un espacio muy ameno.

Se sueña con que San Antonio de Prado que no siga habiendo ese desenfreno masivo y acelerado de la ciudad invasiva sobre los territorios rurales, que realmente haya garantías de todo tipo para las comunidades más vulnerables de la parte central, como las poblaciones que habitan en la ruralidad, que realmente haya una corresponsabilidad de la agroindustria frente al uso de estos entornos que son preciosos y valiosos para toda la población; en cuanto a lo cultural queremos para Prado tenga talleres en todos los nodos, una agenda cultural permanente que no sea solamente por fe feria de flores, que realmente nuestros impuestos se vean reinvertidos en procesos sociales; en lo personal es tener una finca grande que sea una Casa Cultural y cuando ella desaparezca de la faz de la tierra quede para el territorio, sueño andar sobre todo por zonas rurales descentralizado ejercicio artístico creativo, ya que hay mucho que hacer en esos otros entornos de la Colombia profunda.

Te gusto este artículo
Recibe en tu correo toda la información¡

Es posible que recibas la notificación de la suscripción como correo SPAM o correo no deseado.

Habeas Data, política y tratamiento de datos personales Frecuencia Estéreo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Janet Montoya

Soy Janeth Montoya, una mujer emprendedora, luchadora que ama cada cosa que hace y ama su territorio.

Volver arriba
Buscar