Saltear al contenido principal
Menú
Caciques, Aldeas Y Vías: Un Vistaso A La Historia De San Sebastian De Palmitas

Caciques, aldeas y vías: Un vistaso a la historia de San Sebastian de Palmitas

Luis Alirio Álvarez Carvallo es habitante de San Sebastián de Palmitas. Se desempeña como electricista, plomero, y como oficial de la construcción, pero principalmente es reconocido en el territorio por tener un excelente conocimiento de la historia del corregimiento, que lo ha llevado a ser también un distinguido guía turístico.

Para hablar de este territorio, como nos dice Don Alirio, tendríamos inicialmente que hablar del Cacique Quinunchú, quien vigilaba sus territorios desde la cúspide de un morro con el fin de frenar el avance de los conquistadores hacia el Valle de Aburrá. Este morro se ha conocido o se conoce con varios nombres: alto de Otilia, morro de La Quiebra, morro de San Sebastián de la Aldea y morro de Quinunchú.

Luego de la conquista, los primeros pobladores del corregimiento se asentaron en una zona del territorio que con la llegada del primer sacerdote en el año de 1742 denominaron como San Sebastián de la Aldea, en homenaje al santo mártir romano que era conocido como el protector de los colonizadores. Con el paso del tiempo el corregimiento sufriría una coyuntura en su territorialidad, en cuanto a que para el año de 1935 ya la vía al mar estaba iniciando su apogeo, por lo que las familias pudientes de ese entonces, decidieron trasladarse hacia la vía con el fin de aprovechar el potencial comercial que se iba a generar. Bajo la anterior la centralidad paso a esta zona y se denominó como San Sebastián de Palmitas. Mas tarde sería erigido como corregimiento el 16 de septiembre de 1963.

Para Don Alirio, la fragmentación del territorio fue un hecho que marcó a la comunidad tanto en lo económico, lo político y lo social; puesto que, si en un principio la centralidad fue desplazada loma arriba por la ambición comercial, esta se vería un cambio en su historia para el año de 2006 con la inauguración del Túnel de Occidente. Al día hoy el corregimiento le apuesta al turismo comunitario y al eco-turismo, en la recuperación de agricultura del café y la caña, a la artesanía y a la innovación en productos naturales.

Te gusto este artículo
Recibe en tu correo toda la información¡

Es posible que recibas la notificación de la suscripción como correo SPAM o correo no deseado.

Habeas Data, política y tratamiento de datos personales Frecuencia Estéreo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Buscar