Saltear al contenido principal
Menú
Fortalecimiento  Del Modelo De Ecociudad Con Nueva Patente Para Mejorar Procesos De Deshidratación

Fortalecimiento  del modelo de Ecociudad con nueva patente para mejorar procesos de deshidratación

La Institución Universitaria Pascual Bravo contribuye con el modelo de Ecociudad, con una patente de invención, que reducirá hasta un 30 % el tiempo de deshidratación de las plantas aromáticas y medicinales en comparación con los sistemas tradicionales.  

La certificación, otorgada por la Superintendencia de Industria y Comercio, se denomina “Sistema Automático de Deshidratación Solar de Doble Pared y Doble Cámara” y fue desarrollada por los docentes José Alfredo Palacio Fernández y Bayardo Emilio Cadavid Gómez, de la Facultad de Ingeniería.

La investigación inicial contó con la ayuda de empresas productoras del oriente antioqueño como Eshkol Premium S.A.S., que suministró las plantas aromáticas y medicinales para las pruebas de deshidratado, un proceso que puede ser replicado en frutas, café, cacao, caña, forrajes, entre otros.

La invención comprende dos componentes: una estructura tipo marquesina, es decir, un recinto cubierto con techo semicircular de 3 metros de largo por 2.5 de ancho y 3 metros de altura, de doble pared, con dos cámaras. En una de las cámaras se calienta el aire y la otra utiliza ese aire para deshidratar los productos.

El segundo componente es la automatización del proceso de deshidratado, mediante un sistema de camas móviles en sentido vertical que se posicionan a la temperatura específica requerida, que, dependiendo del tipo de material vegetal a deshidratar, podría estar entre los 32 grados a los 65 grados Celsius. 

El proyecto se enlaza con otro nuevo de producción de forraje verde hidropónico, que es la producción de proteína para animales a partir de material vegetal y busca reducir el tiempo de producción y mejorar las características nutricionales. Este forraje se deshidratará para incrementar el tiempo de conservación y generar fibra adicional. 

La idea es que estas iniciativas apunten hacia una línea de investigación que combine la electrónica y la automatización aplicada al agro. La I. U. Pascual Bravo tiene cinco grupos y 15 semilleros de investigación. 

La Facultad de Ingeniería trabaja temas de electrónica, instrumentalización y control de procesos, área eléctrica, desarrollo de software y mecánica. A su vez, la Facultad de Producción y Diseño se concentra en producción industrial, diseño gráfico y de modas.

Te gusto este artículo
Recibe en tu correo toda la información¡

Es posible que recibas la notificación de la suscripción como correo SPAM o correo no deseado.

Habeas Data, política y tratamiento de datos personales Frecuencia Estéreo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *